Noticia El Condado Ahora:El Ayuntamiento de Vilches traslada su preocupación a Cultura por los derrumbes en Giribaile

giribaile-cultura


El alcalde de Vilches, Bartolomé Guijo, ha mantenido una reunión con el delegado provincial de Educación, Cultura y Deportes de la Junta de Andalucía, José Angel Cifuentes, en la sede de la propia Delegación, en la que Guijo trasladó al delegado su preocupación por los desprendimientos de roca acaecidos en el yacimiento arqueológico de Giribaile, y pidió que se impulsase la Declaración de Bien de Interés Cultural del lugar.

Tras estos derrumbes que han tenido una gran repercusión mediática, el alcalde puso sobre la mesa la necesidad de realizar estudios técnicos rigurosos a cerca de la seguridad del recinto y la posibilidad de nuevos derrumbes. Bartolomé Guijo instó a la Junta de Andalucía a que acelere la resolución del expediente de declaración de  Bien de Interés Cultural, “figura normativa que ayudaría a una mayor protección, conservación y promoción de este importante enclave arqueológico e histórico”, afirmó Guijo. Del mismo modo propuso a la Administración autonómica “que asuma el papel de liderazgo para que, de una vez, se consiga una eficaz coordinación entre todas las Administraciones públicas interesadas y la familia propietaria de los terrenos sobre los que se asienta  Giribaile”, expresó el alcalde vilcheño.

El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Vilches “ofrece sus medios y su buena disposición, aunque, y así se lo trasladé al delegado, la única solución pasa por la coordinación y por la suma de esfuerzos y recursos, más en los tiempos actuales”, indicó Bartolomé Guijo.

Representantes de dos entidades muy activas en la defensa de Giribaile acompañaron al alcalde a la entrevista con el máximo responsable provincial de Cultura, Sebastián Lozano representando a la Asociación para el Desarrollo Rural de la Comarca de El Condado, Asodeco, y Luis María Gutiérrez, en nombre de la Universidad de Jaén.

Por su parte, José Ángel Cifuentes, explicó que tras el desprendimiento del mes de diciembre enviaron a la zona un técnico, que ha elaborado un informe en base a su estudio de la zona. En ese informe se da a conocer que los principales daños que causó la roca fueron en las llamadas Cuevas del Giribaile, datadas en la época visigoda, y en las casas deshabitadas, propiedad de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, que hay en la zona. Los daños no se pudieron valorar en toda su extensión porque “el técnico no pudo acceder a ciertas zonas por las piedras”, expresó el delegado.

El informe final con el que ya cuenta la Junta habla de la necesidad de un estudio geológico de la zona, ya que se desconoce si en el futuro podrían producirse nuevos desprendimientos, “después de que haya quedado demostrado que ocurren por causas naturales”. Pero en este punto es donde más se complica la situación. El yacimiento no está declarado como Bien de Interés Cultural (BIC) y casi en su totalidad es propiedad de un particular.

“Lo interesante sería encargar ese estudio geológico, algo que es clave porque nos podría indicar por donde se puede sujetar el terreno para que no vuelva a producirse una situación de este tipo”, afirmó el delegado. Según el informe de la Junta, “ese estudio podría hacerlo perfectamente la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, que cuenta con personal y medios para ello”, continuo Cifuentes, que aclaró que ese punto habrá que negociarlo porque reconoce que se trata de un estudio “que reviste cierta complicación”.

Lo que sí aclaró Cifuentes es que se va a adoptar unas medidas de seguridad básicas para los visitantes. De esas medidas, según explicó el delegado, se encargarían el Ayuntamiento de Vilches y la Diputación Provincial, y consistirían en el balizamiento y la señalización del entorno.