Noticia El Condado Ahora:Los propietarios de la finca donde está la “Piedra del Letrero” firman un convenio de cesión de uso al Ayuntamiento de Montizón

El Ayuntamiento de Montizón ha acogido esta mañana la firma del convenio entre el Alcalde, Valentín Merenciano, y Félix Hoyos, en representación de la propiedad de la finca donde está situada la “Piedra del Letrero”, por el cual la propiedad de la finca cede el uso, sin compesación económica alguna, del espacio donde se encuentra esta conocida “Piedra” durante un período de 10 años. Esto posibilitará que se realicen las acciones de limpieza, investigación arqueológica y de valorización que sean necesarias para su recuperación y uso cultural de la misma. En el acto de la firma ha estado presente el Director-Gerente de Asodeco, Sebastián Lozano.

En la finca denominada “Cañada Romero” se encuentran las ruinas del cortijo conocido popularmente como “Canuto”, que se construyó en el año 1948, aproximadamente, sobre una gran losa de piedra, conocida popularmente como “Piedra del Letrero”. Esta “Piedra del Letrero” ya aparece descrita por Teudiselo Cobo Martínez, en un artículo publicado en 1915 en la revista “Don Lope de Sosa”. Además, ha sido objeto de referencias literarias en las novelas de Juan Eslava Galán, relacionándola con la historia de la Orden de los Templarios.

Es por ello que el Ayuntamiento de Montizón tiene interés en recuperar dicho espacio por el valor de referencia cultural que tiene para toda la zona. De este modo, el propietario quiere colaborar “para que dicha recuperación se produzca, puesto que el cortijo hoy es una total ruina, sin utilidad alguna como vivienda”.     

Impulso de Asodeco
Ya el año pasado la Asociación para el Desarrollo Rural de la Comarca de El Condado de Jaén, Asodeco, impulso unas investigaciones, realizando tareas de limpieza y desescombro en el cortijo,  previas a lo que será presumiblemente una excavación arqueológica de este lugar, que cuenta con un diversos referentes en la literatura histórica y misteriosa, dada por su presumible relación con la Orden del Temple.
En el convenio se contempla también la cesión, junto a las ruinas del cortijo “Canuto”, de  su entorno no dedicado al cultivo, así como el paso de tránsito y acceso desde la carretera JA6203  al espacio de la “Piedra del Letrero”

El Ayuntamiento se compromete a realizar con sus recursos o a través de las aportaciones de otras instituciones y entidades, las acciones de limpieza, investigación arqueológica y valorización del espacio, y  su uso para la visita cultural, de acuerdo con los requerimientos legales que cada acción precise en cada momento.

La propiedad estará informada en cada momento de las acciones que se vayan a realizar y, en el caso de necesitarse alguna actuación no prevista en este convenio, se acordará entre las partes, adjuntándose como anexo al mismo.

Tampoco el Ayuntamiento podrá reclamar compensación económica alguna a la propiedad por las inversiones y mejoras que haya realizado, que revertirán en su totalidad a la propiedad al finalizar el convenio.

El propio convenio contempla la posibilidad de ser prorrogado, por acuerdo mutuo entre las partes, cumplido el período establecido de su aplicación.

La Mesa de Salomón o La Piedra del Letrero Templaria
La Mesa de Salomón, conocida entre otros diversos nombres, como la Lápida Templaria contiene, según la leyenda, las claves para deducir el Nombre del Poder o Shem Shemaforash, es decir, el verdadero nombre del Dios primordial de la Creación, la fórmula de la sabiduría absoluta que, a su vez, entraña el poder absoluto.

Es por ello que los Templarios, de quienes se cuentan fueron sus custodios y conocedores de su secreto la guardasen tan celosamente. Y por ello también, obispos como Alonso Suárez de la Fuente del Sauce, o dictadores y nobles han estado detrás de las pistas de esta Mesa, para aprovecharse de sus supuestos poderes.

¿Intervención humana, divina, solamente una leyenda? No sé sabe. Lo que si es cierto que estas labores de limpieza llevadas a cabo el año pasado llamaron la atención de muchas personas y medios de comunicación, que vieron en este hallazgo coincidencias históricas narradas y escritas con lo que supone uno de los mayores secretos de la Orden del Temple. En todo caso un posible patrimonio cultural e histórico, que de confirmarse su autenticidad pondría a Montizón (Venta de los Santos) y la comarca de El Condado, en uno de los centros culturales y misteriosos de la Humanidad.

Personas mayores de Venta de los Santos confirmaron la existencia de la “Piedra”
Vecinos mayores de Venta de los Santos coinciden en que el cortijo  conocido por el nombre “Canuto” se construyó entre los años 1948 y 1950 sobre la lancha de piedra conocida desde toda la vida como “Piedra del Letrero” o “Piedra del Reloj”. Confirman que en dicha piedra existían escritas de ocho a doce letras de tamaño grande inscritas en la piedra y con un trazo de un grosor como de dos dedos.

Manuel Moreno Hervás, de 80 años, afirmó el año pasado que con 12 ó 13 años “…pasaba de Villanueva, de vender garbanzos tostados con mi padre, y mi padre me decía que era la Piedra del Letrero, que tiene letras y nadie sabe lo que dicen, y que han venido científicos a verlas y no han llegado a saber lo que dicen. Yo me bajé un día del borrico a ver las letras y veía siete, ocho o diez letras…”. Otros añaden que también había rayas rectas y curvas grandes en la piedra.