Noticia Ideal de Jaén:El robo en el Ayuntamiento podría ser millonario al desaparecer decenas de monedas de oro

robo-ubeda

El botín del robo perpetrado esta madrugada en el Ayuntamiento de Úbeda podría ser millonario. Según ha podido saber IDEAL, los autores de los hechos no sólo han descerrajado la caja fuerte de Recaudación, de donde se han llevado unos 3.000 euros según las primeras estimaciones. Lo realmente importante del caso es que también han reventado la caja de Tesorería donde se guardaban decenas de monedas de oro del siglo XVIII (reinados de Carlos III o Fernando VI). Al parecer, los asaltantes han accedido a través de un butrón practicado desde el aseo de mujeres de la primera planta, reventando la parte trasera de la caja, encastrada al otro lado del muro.
 
La valiosísima colección de monedas se guardaba allí desde que fue hallada a finales del año 1985 durante las obras que se realizaron en el palacio de la calle Montiel para habilitar una residencia de mayores (hoy cerrada). En unos trabajos de desescombro los albañiles encontraron una vasija de barro que contenía este tesoro. En total 182 onzas de oro, muchas de ellas fechadas entre los años 1766 y 1822. Según se informó en su día, en base a las observaciones de peritaje de aquel momento, «son de una pureza que va entre los 22 a 24 quilates, con un peso que sobrepasa los 20 gramos cada una».

Así lo contó el periódico ABC el 9 de noviembre de 1985 al hacerse eco del hallazgo, añadiendo que «el peso total de todas las monedas es de más de 4 kilos», y «según algunos entendidos en numismática se puede calcular que tengan un valor de unos 60 millones de pesetas (de entonces), aunque el valor numismático es incalculable».

Hoy por hoy, el precio de un ducado de oro de esa época se sitúa en alrededor de 6.000 euros, pudiendo ser superior según la ceca (casa donde se labra moneda) en que se acuñase, la conservación y los quilates del oro. Es decir, que el robo podría ascender a un millón de euros si es que en la caja fuerte estaba el total de las 182 piezas, algo que no ha trascendido aunque es lo más probable. Personas que en algún momento han tenido la oportunidad de verlas aseguran que, como mínimo, en el Ayuntamiento se guardaban más de un centenar.
IDEAL también ha podido saber que la policía ya tiene datos concretos y documentación de las monedas para identificarlas y tratar de impedir su venta en el mercado de anticuarios o en el de oro.

Robo impecable

El asalto parece que ha sido impecable. Y todo apunta a que estaba perfectamente planeado, incluso con previsión de las herramientas que se necesitarían. Su autoría se achaca a una banda preparada y especializada. La Policía Nacional sigue investigando en el edificio consistorial para intentar reconstruir los hechos y recabar pistas y pruebas que puedan ayudar a identificar a los autores. Aún no se tiene muy claro cómo accedieron, si por un balcón de la primera planta trepando por la reja de una ventana de la planta baja para después abrir la puerta desde dentro, o si se escondieron en el interior antes del cierre del edificio.

Sí se ha confirmado que en la sala de la centralita y portería, tras entrar a través de la ventanilla, cortaron todos los cables de los sistemas informáticos y de seguridad, anulando las cámaras instaladas. En esta misma estancia podrían haber tenido acceso a varias llaves de otras dependencias.

Pudo ser peor

Cabe añadir que durante las horas que los ladrones han estado dentro del Ayuntamiento, tras haber anulado completamente todos los sistemas de seguridad, el Archivo Histórico Municipal también ha estado expuesto a un daño cultural de dimensiones incalculables por el valor de los documentos que contiene. Afortunadamente, según se ha comprobado, no ha estado dentro de los objetivos de los asaltantes.

Han sido las limpiadoras del Consistorio las que, a eso de las siete de la mañana, se han encontrado el edificio abierto y han dado la voz de alarma tras percibir los destrozos. A los empleados del Ayuntamiento no se les ha permitido hoy acceder a su puesto de trabajo para no entorpecer la investigación y se ha confirmado que no habrá actividad en el Consistorio ni hoy viernes ni mañana sábado. Hasta el lunes no se incorporarán.

Desde hace unos años el edificio consistorial no dispone de vigilancia nocturna toda vez que se suprimió la presencia de un agente de la Policía Local que desde siempre solía pasar toda la noche en la centralita. Se sustituyó por un sistema de cámaras, cuyas imágenes también se están visionando para ver si han captado algo antes de ser anuladas. Tampoco existe alarma de robo. Aunque la comisaría de la Policía Nacional se encuentra justo enfrente.