Noticia Ideal de Jaén:La Virgen de la Sierra: Machado en Tíscar

tiscar
Antonio Machado visitó la serranía de Tíscar y el Santuario de la Virgen posiblemente a finales del verano de 1917, cuando regresó a Baeza, al término de sus vacaciones familiares en Madrid, para reanudar sus tareas académicas. Aunque se desconocen los nombres de los amigos que lo acompañaron en aquel viaje, la impresión que causaron en su alma aquellos parajes está sobradamente comprobada por el famosísimo poema que dedicó a la Virgen de la Sierra, a la Señora de Tíscar. El poema encierra en clave poética una preciosa descripción de los hitos más importantes del enclave de Tíscar, que entonces debía presentar un aspecto mucho más agreste, más natural, que hoy, cuando el olivar ha domesticado un tanto uno de los rincones más bellos, sobrecogedores y poéticos de toda la provincia.